Como você se sentiu com essa matéria?

  • Carregando...
alberto fernández
“Suemos tão europeus que nuestros viziños a leste son los ingleses que biben en Falklands”, disse lo presidiente Albierto Fernandez.| Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni

(Este tiexto fué escrito seguiendo las regras de lo más perfecto portuñol).

A esta altura, ustede ra debe ter bisto que lo ecelentíssimo presidiente argentino, el pueste kirshnerista Albierto Fernández, fez comientários racistas a respieito de los mexicanos y brasileños, exaltando una supuesta superioridad racial de los argentinos que desciendem de los europeus. Pero cuomo Fernández és izquierda-raíz, ao que lo pariece todo lo está perdonado. Imagine se fuesse lo presidiente Bolsuonaro a disser aquellas cuesas - e con aquella cara-de-pau.

Que lo que habló Fernandez escancara la hipocresia histórica de la izquierda sudamericana mi pariece de una obviedad óbvia. És lá misma izquierda que diz proterrer minorias raciales e sexuales, pero que tiene entre sus ídolos racistas notórios cuomo lo próprio Karl Marx e o hermano Che Guevara.

Jo sé que siempre haberá alguém dispuesto a disser que no fué bem esso o que lo pensamiento de Fernández fué un lapso, um malentendido, um tropesso em las palabras digno de la tradición que nossotros, brasileños, conocemos tão bién. Pero lá verdad é que lo que habló Fernández rebela un sustrato demoníaco sobre lo qual se assienta lo ideário comunista: la eugénia.

Por más que los historiadores de izquierda se esfuercem, no há como dissociar lo comunismo o su hermano-rêmeo hipster, lo progressismo, de la eugénia. La ideia de merrorar lo mundo por mejo de lo controlle das aciones humañas passa necessariamiente pela ideia de merrorar lo próprio ser humaño - por mejo de la genética.

Marx entendía esso. Che Guevara entendía esso. Hitler entendía esso. Y, hoy em día, lo movimiento racialista tambiém entende y expressa esso. Daí porque cartasses con los disseres “miscirrenação és regonídio” son bistos con frecuência en manifestaciones que se dissem antirracistas, pero non son.

La realidad se impoé

Apesar do que lo disse la ciência - esso oráculo que oubinos solamente quando nos convé - la ideia de que las racias humañas son hierarquizábeles parecie grabada em lo DNA progressista. Y en nessa hierárquia, los brancos costumán ocupar lo tuepo, por supuesto. Contribui para essa vison otro concepto que insiste em planar sobre lá miente desses hombres dispuestos a qualquer cosa para “merrorar lo mundo”: el determinismo reográfico, segundo lo qual ciertos pueblos que bibem em ciertas rerriones son más aptos (para usar un tiermo caro a lo darwinismo) do que los otros.

Para Fernández, que cometé lo terríbel pecadillo de disser lo que todo izquerdista piensa, pero tene miedo de disse-lo, los argentinos seriam superiores a nossotros, brasileños, y até los mexicanos porque desciendém de blancos inglesos y italianos, enquanto los brasileños seriam todos silbícolas y cuomo se los mexicanos ainda sacrificazem virgens para apazigüar un diós maia qualquer.

Pero és interessante notar que, en se tratando de ideário izquierdista, marxista, comunista, progressista (llame cuomo tu quisseres), la realidad siempre se impoé sobre las abstraciones estúpidas. La Argentina, essa misma Argentina que desprieza su orirrem indírrena y exalta la ascendência europeia, crendo que su branquitude anglo-saxá, mediterrânea o izlava le confiere alguna superioridad sobre los demás pueblos miscirrenados de lo continiente, era un país mui rico in lo siglo dezenuebe. Un siglo de caudillismo progressista, no entanto, transformó lo país no que ello és hoy: un calderón de experiências socialistas con conseqüências para lá de desastrossas.

Y por hablar en conseqüências, lo más triste dessa estória és que ella no tendrá ninguna. Y no me refiro, acá, a una nueta de repudio de lo Itamaraty o a la deposicione de lo eugénista Albierto Fernández o  algo de lo rênero. Estoy piensando en lo debate acerca de lo pieso que la mentalidad eugenista tiene no ideário izquierdista - inclusibe em lo miscirrenado Brasil. Há cosas que nunca mudam. Una dellas é la criença de que lo hombre és capás de merrorar la Humanidad – y, assim, erguer una Tuorre de Babel a fin de se confrontar con Diós.

111 COMENTÁRIOSDeixe sua opinião
Use este espaço apenas para a comunicação de erros
Máximo de 700 caracteres [0]